Compliance, uno de los principios clave de nuestra compañía

Como fabricante global de electrodomésticos de alta calidad, BSH está comprometido con el principio rector de conducta responsable y respetuosa con la ley. El cumplimiento de este principio constituye la base de la excelente reputación que BSH y sus marcas han conseguido en la mente de sus empleados, clientes, proveedores y el público en general.

Una conducta inadecuada (incluso si solo está protagonizada por una sola persona) es capaz de dañar la confianza de la sociedad que tanto nos cuesta mantener. Las Directrices de Conducta Empresarial de BSH establecen así los principios de actuación y normas vinculantes para una conducta empresarial responsable por parte de los empleados del grupo en todo el mundo, tanto en el ámbito interno como en el trato con terceros, particularmente clientes y proveedores.

BSH España aprobó en 2012 la tercera edición de las Directrices de Conducta Empresarial para adaptarlas a la reforma del código penal español del 2010 que introduce la responsabilidad penal de la persona jurídica. En dicha nueva versión se establecen claras pautas de actuación con el fin fundamental de proteger a la Compañía ante eventuales riesgos penales.

En el año 2014 se llevó a cabo una revisión de la adecuación del modelo de prevención penal de BSH España a los requerimientos previstos en la nueva modificación del Código Penal español que finalmente entró en vigor el 1 de julio de 2015.

 
Por favor, dirijan sus preguntas respecto a Compliance a

Email
 
Esta página web utiliza cookies por motivos de funcionalidad, comodidad y estadísticas. Si continúa navegando consideramos que consiente su uso.
Aviso legal