133 investigadores presentan 50 proyectos de I+D+i a los premios BSH-UZ a la Innovación en la Empresa


10 años en los que BSH Electrodomésticos España ha reconocido e impulsado la cultura innovadora entre estudiantes e investigadores y también ha apoyado la transferencia de conocimiento entre universidad y empresa.

Zaragoza, 3 de octubre de 2016.- El Rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, el Secretario General Técnico de Innovación, Investigación y Universidad, Fernando Beltrán, y el Director general de BSH Electrodomésticos España, José Longás, han reconocido esta mañana el potencial innovador que existe hoy en grupos de investigación y estudiantes universitarios. El Aula Magna del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza ha sido el escenario en el que se ha desarrollado la ceremonia de los premios a la Innovación en la Empresa de la Cátedra BSH Electrodomésticos en Innovación, cuya dotación total asciende a 17.100 euros.
 
A la décima edición de estos premios han concurrido 133 investigadores con 50 proyectos de I+D+i que dan fe del talento presente en los estudiantes y profesorado universitario que da apoyo y soporte a este tipo de iniciativas de investigación.
 
El jurado lo ha presidido Carlos Perdiguer, director de marketing de BSH España, quien junto con  los profesores de la Universidad, Isidro Urriza y Sabina Scarpellini, y los profesionales de BSH, Hugo Lasala y Eduardo Chocano, han valorado todas las candidaturas por su carácter innovador e inédito, su originalidad, creatividad y la aportación de soluciones a productos, procesos y servicios aplicables al sector del electrodoméstico.

Estos premios constan de tres categorías. En la categoría de equipos de investigación de la Universidad, el primer premio ha recaído en el proyecto “Lavadora-secadora de pared fría” propuesto por Jorge Vicente Allue Ara y José Mª Cózar Bartos por la simplificación de los actuales electrodomésticos que combinan las funciones de lavado y secado, dando lugar a un producto especialmente indicado para su venta en países en vías de desarrollo.

El segundo premio en esta misma categoría ha sido para la propuesta “Contactless Interaction for Modern Home Appliances” propuesto por Gonzalo López Nicolás, Eduardo Montijano Muñoz, José Manuel Palacios Gasós, Edgar Jorge Ramírez Laboreo, Carlos Sagüés Blázquiz y Fernando Sanz Serrano por presentar una novedosa interfaz de usuario para electrodomésticos basada en el reconocimiento de gestos.

En la categoría de estudiantes universitarios ha obtenido el primer premio el proyecto “Optimización cuadrática con restricciones aplicada al control de potencia de superficies flexibles de inducción” propuesto por Alberto Domínguez Vicente por solucionar los problemas de control cuando se cocina en varios recipientes a la vez, presentando un nuevo algoritmo que puede ser implementado fácilmente.

El segundo premio lo ha conseguido el proyecto “Proceso de decoración digital inkjet para frontales de horno” propuesto por Jorge Requena Munguira por tratarse de una idea innovadora totalmente desarrollada y de inmediata aplicación en la fabricación de varios electrodomésticos.

La tercera categoría, denominada reto a la innovación, es novedad del año pasado. El enfoque de este año ha consistido en el desarrollo de un aparato electrodoméstico que resuelva las necesidades de las personas económica y/o socialmente vulnerables tanto de los países en vías de desarrollo como de los países desarrollados. El premio se ha otorgado al trabajo “Pasteurizadora de leche doméstica” propuesto por Cristina Meléndez Sancho, Eric Monroy Casado, Blanca Navarro Magdalena y Sandra Ordovás Gracia por plantear una propuesta que ayuda a personas económicas y socialmente vulnerables como son los pequeños productores de leche y a los consumidores con bajo nivel de ingreso en países en vías de desarrollo y zonas aisladas, teniendo también posibles aplicaciones en países desarrollados.

Por último, se ha reconocido el trabajo de seis alumnos que han tenido un resultado excepcional en el aprovechamiento de la asignatura “La empresa innovadora” del curso 2015-2016. Estos alumnos son Tania Alonso Cavallaro, Paula Aparicio Bosqued, Carmen Fernández Manero, Sergio Galve Ceamanos, Eduardo Hernández Zaragoza y Eduardo Serrano Belmonte, a quienes se les ha hecho entrega de un diploma.


El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, destacó que la colaboración entre BSH España y la Universidad de Zaragoza, con el apoyo del Gobierno de Aragón, es un ejemplo claro de que la economía y la sociedad basadas en el conocimiento son, no sólo deseables, sino posibles. Esta colaboración en desarrollo e innovación se trasladará a la formación, aprovechando al máximo la sinergia empresa-universidad. La Universidad de Zaragoza, primer centro de formación de titulados superiores y de investigación de la Comunidad, quiere asumir cada vez más su papel como motor de innovación, colaborando con nuestro tejido empresarial. Un compromiso que cuenta con el respaldo del Gobierno de Aragón, tal y como quedó patente en la I Cumbre Empresarial de Aragón.

Por su parte, el Secretario General Técnico de Innovación, Investigación y Universidad, Fernando Beltrán,  recalcó que este incremento del trabajo conjunto, de la innovación, de la investigación, es lo que pretendemos conseguir con el Pacto por la Ciencia, y más adelante con la futura Ley que regulará esta materia en Aragón. Añadió que hemos realizado un Pacto por la Ciencia para el que hemos contado con investigadores, con las dos Universidades de Aragón, con los institutos tecnológicos y centros de investigación, pero también con los empresarios. Necesitamos que ellos también nos acompañen en esta apuesta por la I+D+i.  Marcaremos con el Pacto una tendencia ascendente en materia de financiación, pero necesitamos que el compromiso también llegue desde la parte privada.

Además, comentó que cree firmemente que la colaboración entre todos es lo que nos puede llevar a alcanzar el Aragón excelente que queremos y merecemos.  Unir sinergias y trabajo entre empresas, entre universidades, y entre ambas.  Y estos reconocimientos que hoy se han entregado son la mejor conmemoración de la colaboración entre la Universidad y BSH.  El siglo XXI nos abre infinitas oportunidades y la triple hélice, universidad-empresa-gobierno, es fundamental para seguir avanzando en busca de un modelo económico más estable, que cree empleos de calidad y que sea también más justo socialmente. 

José Longás, director general de BSH España, destacó que en este acto, que llevamos realizando desde hace diez años, se pone en relieve y se da visibilidad a una relación ejemplar y fructífera entre una empresa, BSH España, y una institución, la Universidad de Zaragoza. Empresa, Universidad y también Gobierno, trabajando en condiciones razonables y estimuladas por la innovación tecnológica pueden dar unos frutos enormes a la sociedad: en términos de creación de conocimientos, de desarrollo de las personas y de empleo de alta calidad, entre otros valores.

 

Nota de prensa (286 KB)
 
Esta página web utiliza cookies por motivos de funcionalidad, comodidad y estadísticas. Si continúa navegando consideramos que consiente su uso.
Aviso legal